BASAGLIA, ¿ ANTIPSIQUIATRA?

Entre las toneladas de mierda vertidas sobre la figura de Franco Basaglia está su estrecha vinculación con la temida Antipsiquiatría. Bien es cierto que alguno de los socios de viaje que se echó Basaglia le devolvían continuamente a esa imagen. En 1973, el psiquiatra Joan Obiols entrevistó al italiano sobre su visión de la Antispiquiatría.  Y Basaglia contestó: ” Un hecho grave es que de la antispsiquiatría se intente rescatar tan solo la faceta ideológica olvidando el aspecto práctico. En este sentido, rechazo de manera categórica el término de “antipsiquiatra”. No me interesa este esquema. Yo soy un psiquiatra porque soy consciente de mis deberes; de no ser así debería cambiar de profesión. Si sigo ejerciendo en el sector público es porque acepto mi estatus de psiquiatra, status que ni tiene nada que ver con el conformismo del intelectual integrado, del intelectual y del técnico que obran con el consentimiento del poder público y de la organización social, y que actúan falsamente desde un punto de vista democrático. Pienso que como técnico debo simplemente usar mi estatus para ayudar a superar las necesidades de los pacientes”.

Anuncios

Franco Basaglia y Michele Zanetti

Si Franco Basaglia viviera habría cumplido 90 años esta primavera. Pero falleció en 1981, a los 57 años de edad, víctima de un tumor cerebral. Está enterrado en el cementerio de San Michele, Venecia, el que se ve en medio de la laguna, enfrente de la estación de Ospedale, camino de Murano.

La biografía de Basaglia no deja de sorprenderme. Como no ha dejado de asombrarme el olvido en que ha caído su memoria y sobre todo, su obra. Entre las escasa fotografías que se conservan de aquellos durísimos años hay una que me encanta especialmente. Es de 1971, creo, del día que Franco Basaglia tomó posesión como Director de Trieste. A su lado está su apoyo político, una persona que nunca le falló y que le respaldó en toda su obra a ciegas: Michele Zanetti. Zanetti era, por así decirlo, el presidente de la Diputación de Trieste. Pero lo mas increíble, contra lo que se ha publicado sobre la importancia de la izquierda sesentayochista italiana en la Reforma Psiquiátrica, es que Zanetti era representante de la Democracia Cristiana, un partido de centro derecha. La foto es realmente maraviilosa. Ambos personajes rebosan tranquilidad, armonía. Y el optimismo que debe presidir las relaciones entre los técnicos y los políticos siempre que lo que importa sea el buen futuro de los ciudadanos. Y no la imposición sectaria de políticas apoyadas única y exclusivamente en la fuerza del poder.

franco_basaglia-claudio_erne-005

*******

 

 

 

“¿Y cómo hablar de profilaxis psiquiátrica si uno de los lugares más nocivos para la salud del ciudadano es la institución médica (hospitales,ambulatorios, dispensarios, centros de higiene mental) donde rige, en todos los niveles, la relación de dominio y de abuso implícita en lo estructura de nuestra sociedad? Desde el momento en que las instituciones creadas y programadas por la prevención (primaria, secundaria, terciaria) son el las mismas reproductoras de enfermedad, la prevención no sirve más que para confirmar la función de las instituciones como instrumentos de control a través de la enfermedad que, por lo tanto, será alimentada en vez de curada”. -FRANCO BASAGLIA, 1972, LA UTOPÍA DE LA REALIDAD.